los mejores productos.

Cobertor de piscina

Un cobertor para piscinas es una lona de poliéster recubierta con PVC, generalmente de doble cara. Su uso se recomienda para la hibernación, ya que impide el paso de la luz, limitando la formación de algas y la caída de elementos externos, como por ejemplo hojas, al interior de la piscina. El cobertor está siempre acompañado de unos elementos de anclaje, los cuales tensan y fijan la manta protectora para que esta sea eficaz.

La instalación de un cobertor o manta de protección en la piscina en el transcurso del otoño hasta la primavera, contribuye a mantener el agua de la piscina libre de suciedad, evitando su aparición y la evaporación de gran cantidad de agua. Un dato: su uso durante el proceso de hibernación de la piscina, te puede llegar a ahorrar entre un 35 y 50% en productos químicos, al impedir que el nivel del agua baje sustancialmente por la evaporación.

Consejos de uso

  • Los cobertores de verano no son aptos para la hibernación, ya que estos solamente sirven per mantener la temperatura del agua.
  • Para conocer las dimensiones de la lona adecuada para tu piscina, tienes que medir ancho y largo, incluyendo los bordes.
  • Es conveniente dejar en el agua elementos que floten, para que su movimiento contribuya a la labor del cobertor y no se formen capas de hielo en el agua.
  • Es necesario cambiar los tensores cuando hayan perdido su elasticidad, eso ocurre cada 3 o 4 años.
  • Cuando comience la temporada de baño y se retire, es importante dejar tapados los anclajes y los tornillos, para evitar que entren partículas que luego impidan volver a montar el cobertor el siguiente invierno.

Funciones de un cobertor.

  1. Higiene

La función principal de los cobertores es obstaculizar la acción de los rayos solares que hacen proliferar microrganismos que ensucian el agua, como sería el caso de las algas.

Otra utilidad es repeler toda la suciedad que llega a la piscina a través del viento (tierra, hojas, ramas), elementos que podrían atascar las cañerías de desagüe.

Por último, contribuyen a evitar que el agua se hiele en los días más fríos del invierno, lo que podría provocar fisuras en el vaso de la piscina.

  1. Anti evaporación

A pesar de las lluvias, el nivel del agua de la piscina tiende a descender en el transcurso de la primavera. Para que evites un coste innecesario de agua en la puesta en marcha de la piscina, el uso de cobertores durante el invierno, evitan que la evaporación haga bajar substancialmente el nivel del agua.

En el caso de las piscinas interiores, también se recomienda su utilización durante aquellos períodos en que la piscina está en desuso, ya que la atmósfera cálida del interior acentúa la evaporación innecesaria del agua.

  1. Seguridad

La utilización de un cobertor de invierno puede reducir el riesgo de que niños y mascotas caigan al agua. Para que sea un elemento fiable de seguridad, ha de estar muy bien fijado, manteniéndolo tenso y rígido. Tienes que tener en cuenta que el peso que el cobertor puede soportar es de entre 25-30kg. Así que si lo que quieres es que su función principal sea la de seguridad, tendrás que adquirir uno muy reforzado y que el fabricante asegure que el cobertor puede soportar más peso.